Teléfono

+34 626 401 875

Correo electrónico

crisyogaynutricion@gmail.com

Horario comercial

Lun - Vie: 10AM - 7PM

Entramos en días en los que lo más probable los excesos se vuelvan inevitables y que nuestros hábitos cambien un poco.

Días en los que notemos nuestra digestión un poco más pesada y notemos nuestro abdomen más hinchado e incluso con algún kilo más. ¡Que no cunda el pánico!

Hay trucos que nos pueden ayudar, como por ejemplo beber la cantidad recomendada de agua y masticar bien los alimentos de manera consciente, para así poder favorecer el proceso digestivo y sentir cuando realmente estamos llenos evitando así esos kilos de más.

Y como no, el yoga nos puede ayudar. ¿Cómo? Con posturas de torsión y de extensión de columna.

Las torsiones masajean y tonifican, limpian las vísceras eliminando toxinas de los órganos, por lo que ayudan a la pesadez digestiva.

Las posturas de extensión no sólo dan energía y crean flexibilidad, estiran la parte del estómago por lo que masajean los órganos internos estirando y comprimiendo los intestinos de manera que las células reciben más sangre.

Ustrasana

Ustrasana – Postura del Camello con grandes beneficios para la espalda, abdomen y glúteos.

Flexibiliza la espalda y ayuda a no encorvar la columna, corrige los hombros caídos, ideal para personas que pasan horas frente al ordenador.

Al realizar esta postura estiras el estómago, como se menciona anteriormente.

También tiene beneficios espirituales, ya que al realizarla trabajamos el chakra Anahata, el chakra del corazón que nos llena de compasión y Vishuda, el chakra de la garganta, que facilita la comunicación.

Ardha Matsyendrasana

Adha Matsyendrasana – Torsión, que alivia los dolores de columna y mejora la digestión.

Mejora el estreñimiento así como irritaciones digestivas gracias al masaje que reciben los órganos abdominales.

Un sistema digestivo con mal funcionamiento puede ocasionar muchas molestias y enfermedades.

Al comprimir el hígado y el bazo favorece la desintoxicación de nuestro cuerpo, además libera el flujo sanguíneo del aparato digestivo, esto se traduce en una mejor digestión.

A nivel espiritual trabajamos el tercer chakra, que contribuye a que tengamos madurez emocional y evitemos esos nervios que podemos llegar a sentir en la parte superior del abdomen.

No olvidarnos del Saludo al Sol, que también mejora el funcionamiento del sistema digestivo, previene la gastritis y los gases.

*Ejemplo de Secuencia completa en IG @cris_ocana_lifestyle

Artículos recomendados

Namaste