Teléfono

+34 626 401 875

Correo electrónico

crisyogaynutricion@gmail.com

Horario comercial

Lun - Vie: 10AM - 7PM

Muchas culturas tradicionales reverencian a la luna como una manifestación de la energía femenina en la naturaleza. Según el hatha yoga, ésta fuerza reside en cada uno de nosotros.

Esta disciplina milenaria nos invita a vivir en conexión con nosotros mismos y con todo lo que está a nuestro alrededor. Lo cuál aceptar que somos parte de la naturaleza y nos regimos por sus leyes.

Está demostrado científicamente la influencia que tiene la luna sobre el mar y el agua, sobre el crecimiento de las plantas y sobre el comportamiento de los animales. Por lo tanto, si el ser humano está compuesto en un 65% aproximadamente de agua, es lógico pensar que la luna y sus ciclos nos pueda afectar.

Durante las fases lunares, la fuerza de gravedad de la luna cambia, así como su apariencia.

Luna nueva

La luna se oculta entre el sol y la tierra y no se ve. Es la mejor fase para empezar un nuevo proyecto o llevar a cabo tus objetivos y deseos. En esta fase estaría muy bien hacer una lista con cosas que quieres hacer y llevarla a cabo durante los próximos 20 días. Ideal también para comenzar a cuidar tu alimentación.

En esta fase las mareas están tranquilas, igual que tu cuerpo a la hora de practicar yoga, que no sea con mucha intensidad.

Luna creciente

Fase de desarrollo, crecimiento y evolución… Momento perfecto para relacionarte con otras personas. Somos más productivos en el trabajo. En esta fase los masajes energéticos nos llenan de energía.

En esta fase que nos llena de energía, puedes ser creativo y consolidar tu práctica.

Luna llena

Los niveles de líquidos en el organismo se elevan. Emocionalmente, cada persona puede afectarle de una manera diferente. Puedes sentirte alterado, agresivo, cansado, irascible…Es una fase bastante inestable y se recomienda ser más prudente. Excelente para personas que quieran subir de peso. Momento para cerrar proyectos pendientes, pero no para iniciar nuevos proyectos.

Al igual que las mareas, que están más enérgicas, notarás no sólo más energía, también más flexibilidad, deber ser consciente de ello. Practicar meditación vendrá bien.

Luna menguante

Buen momento para hacer balance de lo que has conseguido desde la luna nueva. Los tratamientos de limpieza de nuestro cuerpo serán muy buenos en esta fase, es un buen momento de detox para el cuerpo y la mente. Momento de introspección, de actividades que contribuyan a tu crecimiento espiritual, práctica de yoga, meditación…

En esta fase te puedes sentir con menos energía, puedes aprovechar esta fase de limpieza para realizar torsiones y técnicas de respiración que nos ayuden a eliminar toxinas.

Artículos recomendados

Namaste