Teléfono

+34 626 401 875

Correo electrónico

crisyogaynutricion@gmail.com

Horario comercial

Lun - Vie: 10AM - 7PM

Vivimos en una época de alimentos procesados, de cosméticos nocivos y de ambientes contaminados. Nuestro cuerpo lo tiene difícil para deshacerse de todos los tóxicos.

¿Detox?

El cuerpo humano tiene su propio sistema detox y es muy eficiente a la hora de eliminar las toxinas. El problema es la gran cantidad de productos químicos a los que nos vemos sometidos día a día. Ante esta sobre exposición, nuestro sistema de limpieza se muestra insuficiente y el organismo puede desarrollar patologías como cáncer, infertilidad, enfermedades metabólicas, etc.

Es necesario que nos protejamos de estos tóxicos y hay varias maneras de hacerlo.

-Reducir la exposición a químicos, teniendo en cuenta la composición de los productos cosméticos que usamos, productos de limpieza así como alimentos y bebidas.

-Ante aquellos tóxicos que entran de manera inevitable, sobre todo a través de la vías respiratorias ¿qué podemos hacer? Respiración consciente.

La respiración nos ayuda a limpiar los pulmones, oxigenar la sangre y desintoxicar la mente.

Comienza de forma sencilla. Siéntate con piernas cruzadas y alarga tu espalda o si lo prefieres puedes estar en posición tumbada. Coloca una mano en el abdomen y la otra mano en el pecho. Inhala suave y profundamente por la nariz notando como tu abdomen se expande. Exhala largo y lento notando ahora como el abdomen desciende.

Si quieres ir un poco más allá te propongo la respiración de fuego o Kapalabhati.

Kapalabhati cosiste en una serie de contracciones rítmicas del abdomen seguidas de una retención del aire. Las exhalaciones – inhalaciones realizan un detox sobre los pulmones y en general sobre todo el sistema respiratorio.

-Siéntate con las piernas cruzadas, espalda recta y cabeza erguida. Comprueba que tus rodillas no estés muy elevadas, si es necesario coloca un cojín para elevar la pelvis ligeramente del suelo.

-Toma dos o tres respiraciones profundas como preparación para la respiración del fuego y después contrae los músculos del abdomen rápidamente soltando el aire por la nariz. Relaja el abdomen y permite que la inhalación sea sin forzar. Repite 15 – 20 veces, inhalación pasiva y exhalación enérgica. Descansa y repite 3 vueltas.

El mejor momento para realizar esta respiración es a primera hora de la mañana.

Respira manteniendo un ritmo constante, en algunos casos puede haber mareos debido a que entra más oxígeno del necesario. En este caso parar la práctica y tumbarse boca arriba.

Artículos recomendados

Namaste