Teléfono

+34 626 401 875

Correo electrónico

crisyogaynutricion@gmail.com

Horario comercial

Lun - Vie: 10AM - 7PM

Cada vez más investigaciones científicas relacionan la alimentación y la salud mental. El cerebro humano tiene una alta exigencia energética, un buen estado nutricional es muy
importante.

Se sabe que ciertos nutrientes pueden ayudar a aliviar
síntomas de ciertas enfermedades mentales y en ciertos casos aumentar o disminuir efectos secundarios de medicamentos.
Por otro lado, la falta de algunos nutrientes o una alimentación pobre está asociada con el
desarrollo de algunas enfermedades mentales, ya que la nutrición influye sobre las estructuras
cerebrales y en la función de los neurotransmisores.

Por ejemplo, el déficit de vitamina B12 ocasiona
pérdidas de memoria, disfunción mental y depresión; la deficiencia de folatos puede producir
irritabilidad, confusión, fatiga o demencia. Por lo tanto estos nutrientes son fundamentales.

Las neuronas presentan
colesterol y ácidos grasos omega-3 y omega-6 en su composición, de ahí la importancia de la
ingesta adecuada de grasas en la salud mental.

Se realizó un estudio sobre la relación entre la alimentación y la salud mental, en el hospital
McLean, afiliado a la Universidad de Harvard. El resultado demostró que para tratar la
depresión ciertos alimentos son más efectivos que las pastillas. Encontraron que los ácidos
grasos Omega-3 son capaces de reducir los síntomas de la depresión en igual o incluso en
mayor medida que tres medicamentos antidepresivos diferentes. El omega-3 se puede
encontrar en el pescado, nueces y semillas (chia, linaza y nueces negras).

Desde la comunidad científica se está poniendo en cuestión el alto consumo de azúcares y
harinas refinadas que predomina en la dieta actual, ya que potencian la inflamación crónica y
se están relacionando con problemas mentales, además de cáncer, infertilidad y resistencia a
la insulina. Otro motivo más para relacionar alimentación y salud mental.

Artículos recomendados

Namaste